O hábito de se sentir ofendido